Hemorroides Externas

Las hemorroides pueden aparecer en cualquier momento de la vida y si no se tratan de manera adecuada pueden convertirse en un problema recurrente. Algunas de ellas, como las hemorroides externas, tienen unos síntomas claros que pueden aliviarse con tratamientos sencillos en poco tiempo.

¿Qué son las hemorroides externas?

Las hemorroides externas son las venas inflamadas en la zona exterior del ano que pueden notarse como uno o más bultos a la palpación del área. A pesar de que pueden llegar a ser muy molestas y dolorosas, pueden aliviarse con tratamientos fáciles y suelen resolverse en unos pocos días.

Causas de hemorroides externas

Las hemorroides externas no tienen una causa específica, sino que son diversos factores los que afectan a su aparición. Algunos de estos factores pueden modificarse mediante un estilo de vida saludable, mientras que otros son factores no modificables:

  • Factores higiénico-dietéticos:escasez de fibra en la dieta, permanecer en la misma postura durante largos periodos de tiempo o levantar objetos pesados.
  • Estreñimiento:los esfuerzos al defecar debido a la dureza de las heces aumentan la presión sobre las venas.
  • Diarrea crónica:produce una irritación de las mucosas, favoreciendo la dilatación de las venas.
  • Antecedentes familiares:las personas con familiares directos que hayan sufrido hemorroides tienen más probabilidad de desarrollarlas.
  • Edad:los vasos sanguíneos pueden dilatarse de manera permanente en las personas mayores.
  • Enfermedades inflamatorias del intestinocomo la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, entre otras.
  • Obesidad y sobrepeso:la presión intraabdominal dificulta la circulación sanguínea en la zona anal, facilitando la dilatación de las hemorroides.
  • Sexo anal:ocasionalmente puede originar microlesiones que favorezcan su aparición.
  • Embarazo:el peso del útero aumenta la presión sobre las venas ilíacas, generando la aparición de hemorroides. También son habituales que aparezcan en el postparto, debido al esfuerzo de los pujos durante el parto.
  • Ascitis:es la acumulación de líquido en el abdomen, normalmente producida por enfermedades hepáticas. Al igual que durante el embarazo, el líquido ejerce presión intraabdominal que puede comprimir las venas.

Síntomas de las hemorroides externas.

Las hemorroides externas se encuentran ubicadas debajo de la piel que rodea el ano, lo que las hace visibles a simple vista y fáciles de notar con la palpación. Estos son algunos de sus síntomas:

  • Picazón o irritación en la zona anal:es una sensación molesta que se produce como síntoma previo a la inflamación.
  • Dolor o molestia:aparece durante y después de la evacuación y en caso de inflamación, puede notarse de manera más constante debido al rozamiento.
  • Tenesmo:son las ganas continuas de defecar aunque se acabe de hacer.
  • Sangrado después de la defecación:suelen ser unas gotas de sangre brillante en el papel higiénico o en el inodoro.

Tratamiento para las hemorroides externas

A pesar de que las hemorroides externas son muy dolorosas y molestas, existe diferentes tratamientos para aliviar sus molestias de manera eficaz.

  • Dieta equilibrada y estilo de vida activo Una dieta equilibrada, con una ingesta de fibra y líquidos adecuada evita el estreñimiento y favorece la evacuación. Además, el deporte mejora la circulación sanguínea, lo que ayuda a reducir la inflamación. Ejercicios como la natación o andar de manera regular están altamente recomendados
  • Baños de asiento Los baños de asiento ayudan a aliviar el escozor y dolor de las hemorroides externas. Este tratamiento es un tipo de hidroterapia que consiste en disolver sales en agua tibia en un bidé o palangana y sentarse durante unos 10-20 minutos de manera que el agua cubra la zona afectada
  • No ejerzas demasiada presión al ir al baño Los esfuerzos al defecar hacen que los intestinos ejerzan presión sobre las venas del recto, favoreciendo la aparición de las hemorroides. Evitar el estreñimiento es fundamental para evitarlos
  • Utiliza una pomada para las hemorroides para aliviar el dolor y escozor Las pomadas tópicas como la pomada Anso rectal, están indicadas para el tratamiento local sintomático de las hemorroides, proporcionando un alivio inmediato. Gracias a sus acciones anestésica, antiinflamatoria y antitrombótica reduce la inflamación y evita la formación de trombos.