Consejos

img_consejos_v2

Higiene y cuidado de las hemorroides

La limpieza de la zona anal es de máxima importancia cuando hay hemorroides:

  • Además de la ducha o baño diarios, debemos cuidar la limpieza tras ir al baño.
  • Para ello, las toallitas húmedas son una opción ideal, cuidando siempre de buscar una opción sin alcohol ni perfumes.
  • Con este propósito, se diseñaron las Ansollitas (producto de cuidado personal), que proporcionan una limpieza suave a la vez calman y alivian la irritación de la zona anal gracias a sus ingredientes de origen natural:
    • Aloe vera, con propiedades hidratantes.
    • Canadian Willowherb, con efecto calmante.
    • Castaño de indias, que ayuda al alivio de la irritación.
    • Centella asiática, que alivia el escozor.

Más sobre la higiene y cuidado de las hemorroides:

verduras

Dieta y ejercicio para las hemorroides

La dieta, la hidratación y la actividad física suave son las claves para mantener a raya las molestias de las hemorroides. La dieta recomendada en caso de hemorroides debe incluir:

  • Fuentes de fibra dietética: verduras, frutas y cereales integrales.
  • Alimentos bajos en grasas.
  • Al menos 2 litros de agua al día.

Además, puedes realizar las siguientes actividades físicas que también te ayudarán con los problemas de hemorroides:

  • Ejercicios de Kegel o ejercicios pélvicos, que fortalecen los músculos de esta área.
  • Ejercicios aeróbicos, como andar a paso ligero.
  • Ejercicios de bajo impacto, como la natación.

Más sobre la dieta y los ejercicios para las hemorroides:

prevención

Prevención de las hemorroides

¡Las hemorroides se pueden prevenir! Para lograrlo, puedes poner en práctica los siguientes consejos:

  • Mantén un estilo de vida saludable.
  • Prevén el estreñimiento mediante una dieta rica en fibra.
  • Evita el sobrepeso.
  • Evita levantar pesos excesivos.
  • Ten un estilo de vida activo.
  • Mantén unos horarios regulares de alimentación y sueño que te ayuden a adquirir un hábito a la hora de ir al baño.
  • No retrases acudir al baño cuando lo necesites, y no pases un tiempo excesivo sentado en el inodoro.

Más sobre la prevención de las hemorroides: