Manzanilla para las hemorroides

manzanilla hemorroides

La manzanilla puede aliviar los síntomas de las hemorroides cuando estas se presentan de forma leve. A continuación, explicaremos cuáles son sus beneficios y cómo puedes aprovecharlos para aliviar las hemorroides.

Beneficios de la manzanilla para las hemorroides

La manzanilla es considerada una de las plantas medicinales más antiguas de la historia. Tiene múltiples beneficios y, muchos de ellos, contribuyen a aliviar los síntomas de las hemorroides.

Antiinflamatoria                                 

Gracias a sus compuestos activos como los flavonoides, la manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias, así que ayuda a desinflamar las zonas hinchadas, como las que se producen en las hemorroides.

Antiespasmódica

La manzanilla también es capaz de proteger y reparar la membrana gástrica, ayudando a aliviar problemas del sistema digestivo como cólicos, espasmos y dolor en general.

Tónica

La manzanilla tiene propiedades tonificantes, gracias a sus cualidades limpiadoras.  Por lo que se puede utilizar para la limpiar la zona afectada de hemorroides, teniendo en cuenta que la higiene es muy importante en el cuidado de las hemorroides.

Digestiva

A la manzanilla se le atribuyen propiedades que favorecen una correcta digestión. Para prevenir las hemorroides se recomienda tener un buen tránsito intestinal para evitar afecciones como la diarrea o el estreñimiento, dos complicaciones que pueden contribuir a la aparición de hemorroides o empeorar los síntomas de estas.

Usos de la manzanilla para calmar el dolor

La manzanilla para calmar el dolor por las hemorroides se puede utilizar de diferentes  formas.

Baños de manzanilla

Para aprovechar los beneficios antiinflamatorios y tónicos de la manzanilla en caso de hemorroides, puedes tomar un baño de asiento de manzanilla. Para prepararlo, vierte un puñado de flores de manzanilla en 2 o 3 litros de agua hirviendo y déjalas hervir durante 10 minutos. Después, cuela esta preparación y mézclala con un poco de agua tibia. Date el baño de asiento con esta agua tibia con manzanilla en un barreño durante 10 o 15 minutos.

Té de manzanilla

Para contribuir a la desinflamación de la zona y su limpieza, también se puede utilizar té de manzanilla para las hemorroides en forma tópica. Solo tendrás que hervir un puñado de hojas de manzanilla durante 10 minutos. Después, cuando el té esté frío o tibio, utilizarlo para la limpiar las hemorroides con la ayuda de un pequeño paño.

Si lo que quieres es obtener beneficios digestivos, puedes preparar tu té de manzanilla como más te guste, bien hirviendo sus flores secas o bien con una bolsita de té de manzanilla ya preparada.

Cubitos de hielo de manzanilla

Otra opción antiinflamatoria es aplicar cubitos de hielo de manzanilla en las hemorroides, así se combina el efecto antiinflamatorio del frío con las propiedades antinflamatorias de la manzanilla. Lo único que hay que hacer es verter la infusión de té en una cubitera para obtener hielos. Es importante no aplicar el hielo en contacto directo con la piel, es mejor envolverlos en un pequeño paño.

Baños de asiento de romero, manzanilla y orégano

Se pueden realizar también baños de asiento con no solamente manzanilla, sino también baños de romero, manzanilla y orégano para las hemorroides. Así, aprovechamos las propiedades antiinflamatorias de las tres plantas y poder aliviar el dolor de las hemorroides.

Algunas recomendaciones para sacar el máximo provecho de tu baño de asiento son las siguientes:

  • No agregues jabón
  • Utiliza agua tibia
  • Al terminar, seca la zona con una toalla limpia y suave a toquecitos

No obstante, los baños de asiento y las otras formas de utilizar la manzanilla para aliviar los  síntomas de las  hemorroides sirven para complementar el tratamiento de las hemorroides indicado por el médico.