Los mejores remedios de la abuela para combatir las hemorroides

Última actualización realizada en 17/10/2023

remedios de la abuela para hemorroides

En este artículo hablaremos sobre los mejores remedios de la abuela para combatir las hemorroides. Aunque la medicina ha avanzado significativamente en las últimas décadas y ofrece las soluciones más efectivas, algunas personas prefieren optar por remedios caseros que pueden ser también eficaces para aliviar los síntomas de las hemorroides. Estos remedios son fáciles de conseguir y seguros de usar, por lo que son una excelente opción para aquellos que buscan alivio natural para las hemorroides.

En este artículo, presentaremos 10 remedios de la abuela para aliviar las hemorroides y cómo utilizarlos correctamente.

10 Remedios de la abuela para las hemorroides

1. Aloe Vera

El aloe vera tiene propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes que ayudan a aliviar el dolor y la inflamación asociados con las hemorroides. También puede ayudar a reducir la hinchazón y mejorar la circulación en la zona afectada. Además, el aloe vera puede ayudar a suavizar y lubricar la zona del ano, lo que puede reducir la irritación y el malestar al defecar.

Hay varias formas de utilizar el aloe vera para tratar las hemorroides:

  1. Aplicar gel de aloe vera directamente en la zona afectada. Puedes extraer el gel de una hoja de aloe vera fresca o comprar un producto en gel en una farmacia.
  2. Baños de asiento con aloe vera. Añade una taza de gel de aloe vera en un barreño con agua tibia y siéntate en el agua durante 15-20 minutos. Puedes repetir este proceso varias veces al día para aliviar la inflamación y el dolor.

2. Aceite de ricino

El aceite de ricino se utiliza para tratar las hemorroides debido a sus propiedades antiinflamatorias y laxantes. Estas propiedades ayudan a reducir la inflamación y también pueden ayudar a aliviar el estreñimiento, una de las principales causas de las hemorroides.

Algunas formas de utilizar el aceite de ricino para las hemorroides son:

  1. Aplicar el aceite de ricino directamente en la zona afectada. Aplica una pequeña cantidad de aceite de ricino en la zona afectada varias veces al día.
  2. Tomar suplementos de aceite de ricino. Los suplementos de aceite de ricino pueden ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor asociado con las hemorroides.
  3. Baños de asiento con aceite de ricino. Añade una cucharada de aceite de ricino a una palangana de agua tibia y siéntate en el agua durante 15-20 minutos. Repite este proceso varias veces al día para aliviar la inflamación y el dolor.

3. Semillas de linaza

La semilla de linaza posee un alto contenido en fibra y mucílagos, los cuales pueden ayudar a aliviar el estreñimiento y mejorar la digestión, lo que puede ayudar a prevenir la aparición de las hemorroides.

Puedes utilizar la semilla de linaza para tratar las hemorroides de las siguientes formas:

  1. Consumir semillas de linaza molidas. Agrega una cucharada de semillas de linaza molidas a tu comida o bebida diaria.
  2. Preparar un ungüento de semillas de linaza. Deberás mezclar una cucharada de semillas de linaza molidas con un poco de agua para formar una pasta y directamente en la zona afectada varias veces al día.
  3. Tomar un suplemento de semillas de linaza.

4. Vid roja

La vid roja se utiliza para tratar las hemorroides debido a sus propiedades antiinflamatorias y vasoconstrictoras. Estas propiedades ayudan a reducir la inflamación y el dolor asociado con las hemorroides y también pueden ayudar a mejorar la circulación en la zona afectada.

Algunas formas de utilizar la vid roja para tratar las hemorroides son:

  1. Aplicar una de crema de vid roja directamente en la zona afectada.
  2. Tomar suplementos de vid roja.
  3. Baños de asiento con vid roja. Añade una taza de té de vid roja a un barreño de agua tibia y siéntate en el agua durante 15-20 minutos. Repite este proceso varias veces al día para aliviar la inflamación y el dolor.

5. Llantén

El llantén es beneficioso para las hemorroides debido a sus propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes y analgésicas. Estas propiedades ayudan a reducir la inflamación, el dolor y la hinchazón asociados con las hemorroides, y promover la cicatrización de las úlceras en la zona afectada. Puedes utilizar el llantén para las hemorroides aplicando un ungüento directamente en la zona afectada o también puedes tomar infusión de llantén o cápsulas.

6. Caléndula

La caléndula tiene propiedades antisépticas y ayuda a reducir la inflamación y el dolor asociado con las hemorroides, y puede ayudar a mejorar la circulación en la zona afectada. Puedes utilizar la caléndula para las hemorroides aplicando una crema en la zona afectada, tomando infusión de caléndula o bien con suplementos alimenticios de caléndula en forma de cápsulas.

7. Zarzamora

El uso de zarzamora puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor asociado con las hemorroides. Además, la zarzamora es rica en vitamina C y antioxidantes, lo que también puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea. La zarzamora se puede utilizar para tratar las hemorroides aplicando una crema de zarzamora directamente en la zona afectada, tomando infusión de hojas de zarzamora o con suplementos alimenticios de zarzamora.

8. Malva

La malva ayuda a reducir la inflamación y el dolor asociado con las hemorroides, y también puede ayudar a suavizar y lubricar la zona del ano, lo que puede reducir la irritación y el malestar. Además, las hojas de malva son ricas en mucílagos, los cuales pueden ayudar a aliviar el estreñimiento y mejorar la digestión, lo que puede ayudar a prevenir la aparición de las hemorroides.

Puedes utilizar la malva en su uso tópico aplicando una crema directamente sobre la zona afectada o bien en su uso oral con suplementos alimenticios de malva o infusión de malva.

9. Manzanilla

La manzanilla también forma parte de los remedios de la abuela para las hemorroides. Es una planta medicinal que se ha utilizado tradicionalmente para tratar las hemorroides debido a sus propiedades antiinflamatorias, calmantes y cicatrizantes. Además, la manzanilla es rica en compuestos antioxidantes y antiinflamatorios, lo que puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea en la zona afectada.

Aquí hay algunas formas de utilizar la manzanilla para tratar las hemorroides:

  1. Aplicar una compresa de manzanilla fresca o un ungüento de manzanilla directamente en la zona afectada.
  2. Tomar una infusión de manzanilla. Puedes hacer un té de flores de manzanilla frescas o secas, deja infusionar durante unos minutos y luego colar el resultado.
  3. Para aprovechar los beneficios antiinflamatorios y tónicos de la manzanilla en caso de hemorroides, puedes tomar un baño de asiento de manzanilla. Para prepararlo, vierte un puñado de flores de manzanilla en 2 o 3 litros de agua hirviendo y déjalas hervir durante 10 minutos. Después, cuela esta preparación y mézclala con un poco de agua tibia. Date el baño de asiento con esta agua tibia con manzanilla en un barreño durante 10 o 15 minutos.

10. Castaño de Indias

El Castaño de Indias es considerado útil para tratar las hemorroides debido a sus propiedades venotónicas, antiinflamatorias y vasoconstrictoras. Sus flavonoides ayudan a mejorar la circulación sanguínea en las venas, reducir la inflamación y la hinchazón, y fortalecer las paredes vasculares, lo que puede ayudar a aliviar los síntomas de las hemorroides. Además, también se ha demostrado que el castaño de Indias tiene un efecto analgésico, lo que ayuda a aliviar el dolor. El Castaño de Indias para tratar las hemorroides se puede utilizar de forma tópica con una crema de Castaño de Indias o bien de forma oral tomando suplementos de Castaño de Indias en forma de cápsula.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos remedios de la abuela no curan las hemorroides, solo ayudan a aliviar los síntomas y no deben sustituir en ningún caso el tratamiento prescrito por un profesional sanitario.

Referencias

Calderón-Oliver, M., Peña, M. A. Q., & Pedraza-Chaverri, J. (2011). Efectos benéficos del Aloe en la salud. VERTIENTES Revista Especializada en Ciencias de la Salud14(2), 53-73.

Jiménez, P., Masson, L., & Quitral, V. (2013). Composición química de semillas de chía, linaza y rosa mosqueta y su aporte en ácidos grasos omega-3. Revista chilena de nutrición40(2), 155-160.

Ramírez, L. I., Rea, A. E., & Karaben, V. E. (2018). Llantén: propiedades y usos medicinales.

Jiménez-Medina, E. (2006). Estudio de las actividades antitumorales de un extracto de Caléndula: propiedades inmunomoduladoras y citotóxicas.

Franco, S. H. C., García, E. V., & Veloz, C. S. (2000). Propiedades biomecánicas de frutos de zarzamora. Agrociencia34(3), 329-335.

Ramirez, J., Rodríguez, O., Rodríguez, J., Cardona, A., & Gomez, D. ESTUDIO ETNOGRAFICO DE LAS PANTAS MEDICINALES DE CUNDINAMARCA: Albahaca (Ocimum basilicum), Ortiga (Urtica), Uchuva (Physalis peruviana), Malva (Malva) y Hierba mora (Solanum nigrum).

López, P. M. Manzanilla (Vol. 2). Pedro Moreiro López.

de Membiela, M. T. S. (2012). Fitoterapia para el tratamiento de la insuficiencia venosa crónica. El castaño de indias. Revista Internacional de Ciencias Podológicas6(1), 31-37.

¿Te ha resultado útil el contenido?

No me gustaMe gusta (+3 puntuación, 3 votos)

El % de los usuarios han valorado positivamente este contenido.