¿Cómo saber si tengo hemorroides? ¿Cuáles son los principales síntomas?

Última actualización realizada en 20/04/2024 por Antonio Mimoso López

Antonio Mimoso López - Médico esp. Medicina Familiar y Comunitaria - Nº colegiado 54436

Me apasionan las ciencias, en especial las ciencias de la salud. Este es el motivo por el cual hice mi camino formativo primero cursando Enfermería y posteriormente Medicina.

Ver perfil →

Las hemorroides son venas rectales dilatadas que pueden aparecer en la zona exterior del ano (hemorroides externas) o en la zona interior o recto (hemorroides internas). Se trata de una afección muy común, especialmente en personas mayores, durante el embarazo y tras el parto, así como en personas con estreñimiento crónico o sobrepeso.

La mayor parte de los casos de hemorroides no son graves, y únicamente requerirán tratamiento sintomatológico para aliviar las molestias que ocasionan, así como algunos cambios de hábitos para prevenir la recurrencia.

Síntomas para identificar las hemorroides

Los síntomas de las hemorroides varían mucho según si se trata de hemorroides internas o externas. Identificar las hemorroides externas es relativamente sencillo, ya que se pueden palpar con facilidad. Por eso, si te preguntas cómo saber si tienes hemorroides externas, puede ser muy fácil de comprobar.

En cambio, las hemorroides internas son más difíciles de identificar, y aunque los síntomas específicos pueden hacernos sospechar el diagnóstico, se necesitará un examen médico para confirmarlo.

Aplicar una pomada antihemorroidal y otros tratamientos que no requieren prescripción médica puede ser una solución rápida para aliviar los síntomas hemorroidales. No obstante, si estos síntomas persisten a pesar de estas intervenciones, si empeoran o bien si el bulto no se reduce o aumenta su tamaño, entonces se debe acudir a un médico para realizar una valoración completa.

Tipos de hemorroides y sus síntomas

Las hemorroides externas e internas difieren mucho en sus síntomas. Mientras que las hemorroides externas van acompañadas de muchas molestias, las hemorroides internas pueden ser totalmente asintomáticas.

Los síntomas más habituales de las hemorroides externas son:

  • Presencia de un bulto palpable alrededor del ano.
  • Dolor, picor y escozor.
  • Inflamación, sobre todo tras ir al baño.

Cuando una hemorroide externa desarrolla un coágulo en su interior (hemorroide trombosada), puede palparse como un bulto duro que en el examen visual se ve violáceo u oscuro y que suele producir un dolor muy intenso.

En cuanto a las hemorroides internas, su principal síntoma es un leve sangrado, principalmente tras ir al baño, que puede aparecer en forma de salpicaduras de color rojo brillante en la taza del inodoro, o bien manchando el papel higiénico o la ropa interior. En ocasiones, las hemorroides internas no presentan síntomas hasta que no avanzan hacia hemorroides de grado 2-4, cuando pueden protruir a través del ano, momento en el que empiezan a producir dolor y otras molestias. Las hemorroides internas de grado 1 habitualmente solo se podrán diagnosticar mediante un examen digital anal que puede realizar un médico.

¿Cuáles son los mejores tratamientos para las hemorroides?

El mejor tratamiento para las hemorroides será aquel que más se adecúe a las necesidades y características de cada paciente y cada caso.

Por lo general, las hemorroides que no son graves pueden tratarse únicamente con cambios de hábitos y remedios para controlar los síntomas más molestos. Las hemorroides graves o con síntomas persistentes pueden requerir tratamientos más o menos invasivos en función de sus características y la evolución esperable. En este caso, paciente y médico discutirán las opciones para optar por el tratamiento más adecuado.

Podemos clasificar los distintos tratamientos para las hemorroides en función del resultado que buscamos.

  • Tratamientos no invasivos para aliviar los síntomas de las hemorroides:
    • Control del estreñimiento: además de aumentar la fibra y los líquidos en la dieta, en caso necesario se puede recurrir a suplementos ablandadores de heces o laxantes.
    • Uso de una pomada hemorroidal durante los días de síntomas más agudos.
    • Baños de asiento, que nos permitirán aliviar los síntomas hemorroidales.
  • Drenaje de las hemorroides externas. Se trata de una intervención sencilla que se lleva a cabo en los centros de Atención Primaria o Atención Urgente, y que permite aliviar el dolor de las hemorroides externas trombosadas.
  • Tratamientos quirúrgicos para las hemorroides internas, que se llevarán a cabo bajo anestesia por un médico especialista, y tras valorar otras opciones menos invasivas.
  • Cambios de hábitos para prevenir la aparición de nuevas hemorroides: aumento de fibra en la dieta, lograr una adecuada hidratación, incorporar actividad física en la rutina diaria y mejorar los hábitos al ir al baño.

¿Te ha resultado útil el contenido?

No me gustaMe gusta (+4 puntuación, 4 votos)

El % de los usuarios han valorado positivamente este contenido.